PROCESO DEL AGUA

En el inicio del proceso de tratamiento, el agua ingresa en un filtro retro-lavable de grava y arena cuya función es retener partículas tanto micro como macroscópicas obteniendo excelentes niveles de tamización y cristalinidad.

A continuación el agua atraviesa un filtro de carbón activado cuya función es eliminar el cloro su gusto y olor; luego filtros de resina disminuyen su dureza eliminando excesos de calcio, magnesio, hierro y manganeso, más tarde un equipo de ósmosis inversa permite la remoción de virus y bacterias., arsénico, sodio etc.

El agua así tratada ingresa al generador de ozono, el que se encarga del tratamiento de desinfección, éste gas es de un poder bactericida 30000 veces superior al cloro, lo que permite obtener agua bacteriológicamente pura, por último un generador de ión plata incorpora una valencia al bidón realizando la labor bacteriostática es decir suministrando protección residual contra la recontaminación.

El producto final es envasado en los bidones con la participación de una lavadora y llenadora automática, se tapan, se precintan y se codifican con la fecha de elaboración y vencimiento.

El agua es sometida a análisis físico químicos y bacteriológicos periódicos en centros especializados con las más estrictas normas de higiene y seguridad.
Realizamos nuestro trabajo con pasión, ocupándonos de los más mínimos detalles para que el producto que llegue a su mesa sea de excelente calidad.

Pouring water from bottle into glass on blue background